Capítulo XIV.

El Atlas vuelve a quedar en segundo lugar por detrás del campeón Nacional en esta temporada 1923-24.Este torneo a pesar de dar buenos resultados al final el Atlas término en segundo lugar por detrás del Nacional en el último encuentro de la temporada se decidió su subcampeonato. Llega el Sonora Sinaloa (después se llamaría Marte) para enfrentarse al Guadalajara.

Recordemos que para la temporada 1923-24, hay una novedad la llegada del Marte, quien participara en esta temporada junto con los equipos: Guadalajara, Atlas, Nacional y Colón 5 equipos que compitieron, el campeonato seguía su curso, llevándose los aficionados tapatíos la gran sorpresa y la desilusión del campeón Guadalajara al ceder su corona a los rayados verdiblancos del Nacional, el jugador emblemático del los rojinegros “Lico” Cortina participo poco en este campeonato debido a que padeció de Paludismo; el Atlas en el último encuentro logro el subcampeonato por enésima vez. Se llevó a cabo el domingo 6 de abril de 1924 siendo el árbitro del encuentro Miguel Verea exjugador de los rojinegros, siendo las alineaciones siguientes:

Atlas: portero: Regino de la Peña; defensas: Luquin y Rafael Fierros; medios: Ramón García, Bernardo y Tornero; delanteros: Martínez, Acuña, Pepe, Anselmo y Corverita.

Marte: portero: J. Ramírez; defensas: Ruvalcaba y Cubeiro; medios: Aguirre, García y Guerrero; delanteros: Carranza, Partida, Delgado, p. García y C. García.

En el primer tiempo los rojinegros se pusieron adelante por mediación de un penalti que cobro Acuña para colocar enfrente en el marcador al club atlista terminando así la primera parte en el segundo lapso una anotación de Delgado emparejo el tanteador quedando así el encuentro y por lo tanto darle el segundo lugar al club del Paradero.

El Nacional en su segundo año de militancia entre los de la primera fuerza del futbol tapatío se coronó campeón.

El Guadalajara para festejar su título anterior invitó al equipo de la Ciudad de México el Sonora-Sinaloa el cual arribo a la Perla de Occidente en los primeros días de la Semana Mayor (Santa), con un contingente condimentado con jugadores del América, Necaxa y el desaparecido Guerra y Marina siendo los siguientes: Oscar Bonfiglio, Rafael Garza Gutiérrez “Record”, Agustín Ojeda, Leobardo Maruri, Roberto Jordán, Enrique Esquivel, Juan Marrón, Gaspar vallejo, Adeodato López, Roberto Antillón, Ernesto Díaz, Carlos Sota, Andrés Estrada, Raúl González, Adalberto Aguirre y José Antonio Camacho.

Atlas XVI-1

El viernes 17 de abril (jueves santo), en el campo de Bosque Unión, se puso en marcha la famosa serie, siendo el marcador con empate a un gol. Siendo árbitro Luis Fierros, el gol del Guadalajara lo anoto Gerónimo Prieto, empato Adeodato López en un tiro que el portero Navarro se comió. En la segunda parte el portero Bonfoglio con sus grandes lances evito la caída de su puerta, hasta atajo un penal enviado por el “periquillo” Huerta, terminando el encuentro empatado.

Dos días después (sábado de Gloria), los visitantes se impusieron por 2 a 1, los del Guadalajara anotaron primero por medio de Pedro García quien venció a Bonfilgio en un tiro dentro del área. Adeodato López y Ríos se encargaron de anotar los 2 goles de los visitantes y con esto llevarse el triunfo. Pero en el tercer partido de esta serie de 3 juagdo el domingo de Resurrección, vino lo raro y lo curioso. El primer tiempo ante un duelo de porteros Bonfiglio-Juan Rodríguez, el marcador permaneció sin moverse. En el lapso complementario faltando cinco minutos para finalizar el encuentro el árbitro Julio Bidari, se sacó de la manga un penalti en favor de los rayados. Obviamente los jugadores visitantes se le echaron encima al nazareno reclamando su acción zarandeándolo y haciéndole algunos recuerdos, pero el señor del silbato sostuvo su decisión y punto. Por lo cual los capitalinos abandonaron el terreno de juego, menos el siempre caballeroso coronel Oscar Bonfiglio. Pasó el tiempo reglamentario de espera y al no regresar a las acciones los jugadores visitantes, el árbitro marco el reglamentario default, por lo cual la serie quedaba empatada con un triunfo por bando y un empate. Y, como de antemano se había pactado que en la jornada dominical en caso de empatarse la serie se alargaría la jornada a tiempos extras o a tiros de penales, el árbitro Bidarti volvió a llamar a los contendientes, pero los capitalinos continuaron con su rebeldía, no aceptaron la actitud del silbante, solamente el capitán del equipo Oscar Bonfiglio permanecía en la cancha. Pasaron pues lo minutos de espera y al no regresar los jugadores, visitantes, el señor Bidarti levantó el default dando por concluida la serie y el triunfo al Guadalajara.

Una gira de campeón >nacional a la capital de la República la cual fue desastrosa para los verdes al caer derrotados en sus tres encuentros ante el Real España, freno las acciones del nuevo campeonato 1924-25, el cual se convocó para nombrar nueva mesa directiva el 16 de octubre de 1924, en el local de la Sociedad Mutualista de Empleados de Comercio.

Los nuevos jerarcas del futbol jalisciense fueron los siguientes: Presidente: Carlos Aldrete (Atlas); Secretario José F. Espinoza (Guadalajara); Vicepresidente y primer vocal: José González Núñez (Atlas); Subsecretario y segundo vocal: Anastasio Morales (Colón); Subsecretario y tercer vocal: Francisco de la Cueva (Marte). Después de rendir la protesta los nuevos mandatarios, se dio lectura a varios asuntos de verdadera importancia, concentrándose la atención al contenido del oficio enviado por los dirigentes del Deportivo Colón en el cual anunciaban su retiro del futbol y daban las gracias a la organización por las deferencias recibidas durante casi 18 años de lucha deportiva, pasando su contingente al recién integrado Alianza.

Atlas XVI-2

Obviamente tal noticia cayó como bomba entre los presentes y con más impacto entre los jugadores que de verdad apreciaban a los albiazules. Otro de los puntos en los que se puso atención fue la programación de juegos a regir durante el torneo, preparándose incluso que la inauguración del campeonato corriera a cargo de los siempre irreconciliables enemigos deportivos, Atlas y Guadalajara, además de que en el desfile de equipos, estos fuesen acompañados de sus respectivas madrinas, proposición que desde luego fue aprobada por la asamblea. Así pues la inauguración campeonil serpia dentro de un marco rimbombante, lleno de entusiasmo, de colorido y de optimismo, sobresaliendo la jura de bandera y el juramento interno de cada uno de los jugadores, de pelear palmo a palmo por el triunfo y por el honor a sus colores. Todo ello dentro del terreno deportivo.

La tarde del domingo 16 de noviembre del año de 1924, era fresca e incitante para gozar de un buen espectáculo y para ello nada mejor que acudir a terrenos del Paradero, donde con un clásico Atlas-Guadalajara se pondría en marcha el campeonato 1924-25, jornada inaugural con atractivo programa, enfocándose la atención en esplendoroso desfile de equipos acompañados con sus respectivas madrinas. Pero de esto hablaremos en el próximo Balón.

Balón Fútbol Mundial

Mtro. en Arq. Adrian Cadena Alarcón

Comparte

Comentarios

Comentarios

Adrian Cadena

Balón Fútbol Mundial renace en un siglo donde la tecnológica ha crecido y los medios de comunicación distan mucho de cómo eran antes, en donde hay infinidad de información en las redes sociales por Internet, dándome la idea que el progreso de la revista llega con su nueva era de publicación, en donde la visión es ser una revista de vanguardia única en su tipo, e imponer un nuevo estilo en las revistas deportivas, la misión es promover el desarrollo periodístico deportivo con una información veraz, oportuna y siguiendo todos los niveles del fútbol tanto nacional como internacional para presentárselos a usted.